Muchas personas se sienten a gusto cuando su apariencia corporal está de acuerdo como lo que ellas consideran atractivo. Por este motivo adquieren cremas faciales, lociones corporales, champús específicos para su tipo de cabello y se someten a tratamientos estéticos para mejorar la manera en que lucen.

Dentro de las posibilidades que se ofrecen, la depilación con láser es uno de los procedimientos cada vez más elegidos por hombres y mujeres que quieren deshacerse de vellos indeseables en algunas zonas del cuerpo.

Piernas, muslos, cavado, rostro, brazos, espalda, axilas, manos, son algunas de las áreas más solicitadas, de acuerdo a las necesidades particulares de cada uno.

En el centro de estética Cimec podés encontrar otros tratamientos para mejorar tu apariencia y sentirte más a gusto con vos mismo. Sin embargo, si vas a someterte a una depilación con láser, es conveniente que sepas algunas cuestiones.

Preparación de la piel

Antes de iniciar el tratamiento, tenés que indicarle al profesional si tomás algún medicamento que contenga componentes fotosensibles, dado que pueden alterar el estado de la piel.

Tratamientos hormonales, para el acné o anticonceptivos son algunos ejemplos.

Por otro lado, es muy importante que evites tomar sol al menos un mes y medio antes de la primera sesión y que no te coloques cremas que posean retinol o ácido glicólico a partir de la semana anterior.

Además, no podrás depilarte con métodos que arranquen el vello de raíz, como cera, máquinas eléctricas y pinzas. Sí podés usar productos que lo saquen al ras, como rasuradoras o cremas depilatorias.

Cuidados post-sesiones

Luego de someterte al láser, tu piel queda bastante sensible, por eso se recomienda aplicar lociones con aloe vera y cremas hidratantes. Tenés que verificar que no tengan alcohol ni parabenos, para no aumentar la irritación.

Asimismo, no podrás tomar sol durante al menos 15 días después de la última sesión. Si no podés evitar estar al aire libre, deberás usar pantalla solar de alta protección.

Además, es mejor evitar la ropa sintética o demasiado ajustada, porque podría irritar la piel, al igual que el maquillaje.

Efectos secundarios de la depilación con láser

A menudo algunas personas experimentan ciertos efectos secundarios temporales como hinchazón, hormigueo o entumecimiento, picazón, pequeños moretones, enrojecimiento o sarpullidos, erupciones de color púrpura o rojo y formación de costras.

Todos estos síntomas se producen alrededor de las zonas tratadas y no deberían durar más de 5 días. Caso persistan por mayor tiempo, es recomendable consultar con un profesional de la salud que pueda ver más detalladamente si hay algún inconveniente.

Por otro lado, si bien su probabilidad de aparición es muy baja, existen algunos efectos secundarios que pueden ser permanentes, sobre todo si el profesional que lleva a cabo el tratamiento no es idóneo.

Cicatrices por quemaduras,  híper o hipopigmentación, infecciones y lesiones oculares son algunos de los efectos secundarios que no desaparecen con el tiempo y que requieren la intervención de un médico para ayudar a solucionarlos.