La salud bucal es un aspecto muy importante a tener en cuenta para prevenir enfermedades y molestias.

Realizar un correcto cepillado, mantener una buena alimentación, evitar los azúcares y visitar a tu odontólogo regularmente forman parte de la rutina a seguir para tener dientes sanos y fuertes.

Si necesitás realizarte un tratamiento de ortodoncia, podés contar con la Dra. Alaya, quien posee una vasta experiencia en este tipo de procedimientos.

Pero si ya tenés ortodoncia y no sabés qué cuidados debés llevar a cabo para optimizar el tratamiento, te contamos todo lo que hay que tener en cuenta.

  • Mantené una higiene correcta

Así como lo hacen las personas que no poseen aparatos dentales, quienes tienen ortodoncia también tienen que cepillarse los dientes. Deben hacerlo por entre 3 y 5 minutos, recorriendo cada pieza en todos sus ángulos.

Los brackets facilitan la acumulación de comida entre los dientes y complican un poco su higiene. Por este motivo hay que ser muy cuidadoso al cepillarse.

Si está dentro de tus posibilidades, una excelente idea es que compres un cepillo eléctrico o uno especial para ortodoncia.

  • Cuidá tu alimentación

Si tenés ortodoncia, evitar algunos alimentos hará que los aparatos duren por más tiempo y que comer sea una experiencia placentera.

Intentá no ingerir comidas duras o pegajosas, como semillas, granos, turrones, algunas verduras o frutas demasiado compactas y carnes muy secas.

También mantenete lejos de los dulces porque el azúcar puede dañar no solamente tus dientes, sino el material de tus brackets.

Lo ideal es que tengas una alimentación completa ingiriendo frutas y verduras blandas en trozos, jugos y licuados frutales, cereales, carnes no demasiado cocidas y lácteos. El objetivo es evitar que las partículas o fibras se enganchen en los brackets.

  • Prevení las molestias

Es normal que durante después de colocarte un aparato de ortodoncia por primera vez, los primeros días sientas molestias y dolor.

A menudo se forman llagas en las mejillas, labios, encías y lengua o se sufre de sensibilidad dental. Estas sensaciones son pasajeras y disminuyen con el correr del tiempo. Sin embargo, si sentís molestias, no aguantes el dolor.

Consultá con tu odontólogo para que te indique una medicación analgésica hasta que tu boca se acostumbre a la presencia de la ortodoncia.

  • No te olvides de los elásticos intermaxilares

En algunos pacientes es necesario el uso de elásticos intermaxilares para corregir la mordida.

La primera vez te los colocará tu odontólogo, pero debido a que deben cambiarse a menudo, el encargado de colocárselos todos los días serás vos.

Prestá atención a las explicaciones del profesional para ponértelos correctamente y nunca te olvides de usarlos.

  • Asistí a los controles

Generalmente tendrás que visitar a tu dentista una vez al mes para que ajuste el aparato a fin de que ejerza la presión necesaria sobre los dientes para hacer efectivo el tratamiento.

Si faltás a una cita, retrasarás el tratamiento.

¿Tenés alguna duda? Conversá con tu odontólogo para que puedas ver más detalladamente todo lo que necesitás saber sobre tu tratamiento de ortodoncia.